viernes, 22 de enero de 2010

Andorra - Caldea (16/01/09)
Para celebrar los 40años de mi mujer decidimos ir a Andorra y relajarnos en caldea. Un fin de semana genial, tres parejas y sin niños, que tranquilidad.

Para empezar hicimos una parada a desayunar, parece que el viaje nos dio hambre, siempre comiendo. Un bar muy sencillo, pero con muy buen precio y buena comida. Con la barriga llena carretera y manta, nunca mejor dicho, ya que estábamos a tres graditos, más o menos, pero contentos y con ganas de llegar.



Una vez en Andorra, aparcados delante del Hotel y con las habitaciones medio preparadas, guardamos las maletas, echamos un vistazo a estas, todo hay que decirlo, vaya vistas que teníamos desde el balcón.


Después de dejarlo un poco ordenado, solo un poco, nos fuimos a dar un pequeño paseo a ver tiendas y buscar un sitio donde comer, ya sabéis que hay que reponer fuerzas, el mirar tiendas da mucha hambre.

A mi parecer, creo que acertamos, un menú de unos 10€ aparte las bebidas, un restaurante bonito, tranquilo y una comida exquisita, sobre todo los canelones que se comió mi mujer, el hombre que nos servía ya nos dijo que estaban muy buenos, fue cierto, creo que son los mejores que he probado.



Nerviosos por que se acercaba la hora, nos fuimos al hotel y nos colocamos los bañadores para no perder tiempo dentro de Caldea. Una vez en la puerta nos hicimos las fotos de rigor, todos muy guapos, contentos y felices, entramos y pedimos las reservas que nos había hecho el hotel, comparamos los patucos para no coger hongos en los pies y pa dentro. Un poco de lió con los nervios en el vestidor y con las taquillas, pero sin problema, todos al agua.



Ya que dejaban entrar con cámara y hacer fotos, inmortalicemos el momento, aunque algunos sitios no, ya que era un poco arriesgado llevar la cámara, esta no es sumergible. Como podéis ver, todo muy bonito, aunque no muy tranquilo, me pareció que muchos venían a pasar el rato, divertirse y no de relax. Tuvimos de todo, risas y relax, no estuvo nada mal. Entramos en saunas de vapor y secas, piscinas con cambios de temperatura, caliente y fría, en jacuzzis varios, duchas con chiriví fría y sobre todo lo que más nos gusto y nos reímos fue el acceso a la parte exterior por la piscina central, salimos a ver el paisaje con las montañas nevadas metidos en la piscina con un agua calentita, eso si, bien undiditos en el agua para no pasar frío. El momento que comentaba más divertido, fue cuando nos dimos cuenta que el agua tenia una poca de corriente y nos desplazaba alrededor de una pequeña piscina que estaba en el centro, la cosa fue desmadrandose, tanto que llegamos a hacer carreras por parejas ayudándonos con manos y pies aprovechando la corriente y desplazando a los otros para ser los primeros, lo bueno es que más de uno se apunto, no se cuantas vueltas llegamos a dar, fue muy divertido.






Después de tres horas, remojados y más arrugados que el cuello de mi tortuga salimos, nos vestimos y a que no sabéis don de fuimos, a comer, nooooo, que aun faltaban un par de horas, pero no creáis, el agua da hambre.

Dimos un pequeño paseo para buscar provisiones para la noche, ya que teníamos partido de futbol, Barça-Sevilla, como ya sabréis gano el Barça. Después de comprar unos licores, chuches y unas pastitas, por si acaso, nos fuimos a, si claro ahora si, ya teníamos hambre desde hace rato, es que con las carreras en la piscina estábamos desfallecidos.


Un buen servicio y muy buena cena, lo recomiendo. Después nos acomodamos en la habitación donde nos hicimos un tentenpie con lo que compramos, hablamos, nos reímos y vimos el partido. Y después de un día largo nos decidimos ir a dormir, o seguir cada uno la fiesta por su cuenta...

Bueno, el día siguiente después de desayunar, claro está, por cierto, muy bueno y variado aunque me fallo la maquina de café, salia lo que quería, me tome un chocolate luego un café o no se lo que era eso, pero todo lo demás muy ricooo. Era el día de compras, paseamos y disfrutamos de las vistas hasta el medio día, sin pasarnos ya que solo llevábamos un coche de siete plazas y no teníamos casi maletero, pero el suficiente para lo que compramos.
Al poco de emprender la marcha tuvimos que parar, teníamos una urgencia ¿a que no sabéis a que?, pues a comer, a que va ser. Como veis, un sitio muy bonito, pero resulto ser el más caro pero comimos de maravilla. Con la barriga llena y con mucha pena volvimos a coger dirección Barcelona.



La vuelta al trabajo fue un poco dura después de un fin de semana tan intenso.
Fin.

2 comentarios:

hiedra dijo...

Bueno, llegaron renovados y, aunque cansados del ajetreo, seguro que llenos de energías.

Me han dado ganas de un bañito de esos. A ver si programa yo uno estos días. ;)

malp dijo...

Pues no te lo pienses, siempre va bien el darse un gustazo y relajarse para empezar una nueva semana y sobretodo si lo haces con alguien que le tienes aprecio, estos momentos son los que necesitamos para seguir con fuerzas en esta vida tan ajetreada.
Gracias por tu comentario.

Colaboración de Pili y Kike

Aquí tenéis un súper video del matrimonio del año,jajaja... No sabéis el curro que nos ha costado hacerlo, en 5 días.
Recordad votad 5 estrellas ehhhhhhhh ¡¡¡¡.

Barcelona Espectacular

Viaje relámpago a EXPO-2008 Zaragoza

Zaragoza 2016

CORDOBA EN 3D

Si te interesa conocer Cordoba esta es una de las mejores obciones.
Haz clic AQUÍ

simuladero.blogspot